Inicio Tendéncias Síntomas de resequedad, ardor y enrojecimiento en ojos de teletrabajadores y estudiantes

Síntomas de resequedad, ardor y enrojecimiento en ojos de teletrabajadores y estudiantes

10
0



Fanny Rosero y su esposo escucharon que las pantallas producen daños en la visión, por lo que llevaron a su hijo a un control, ya que todos los días tiene clases virtuales. El especialista halló en los ojos de Martín, de 9 años, una especie de fosas producidas por la luz de la computadora, el iPad y el celular.

El miércoles empezó un tratamiento, relata Fanny, que consiste en colirio y pastillas. Y usará lentes de descanso.

Dos de cada tres personas sufren de molestias en la vista por permanecer frente a pantallas, de acuerdo con estadísticas mundiales, señala María del Carmen Almeida, presidenta de la Sociedad Ecuatoriana de Oftalmología.

El teletrabajo y las clases virtuales -dice- han provocado que más pacientes oftalmológicos (70%) presenten molestias derivadas de esta realidad propia de la pandemia como resequedad, cansancio visual, picazón, enrojecimiento, etc.

Los estudiantes, explica Almeida, se desconectaban mientras iban a clases presenciales, lo que ya no sucede.

Aunque el horario de trabajo de Gabriela C., quien pidió la reserva de su apellido, sea de seis horas, asegura que permanece casi todo el día frente a su computadora. A finales de julio notó una inflamación en su ojo izquierdo, que luego se convirtió en una especie de bola blanca que creció.

El oftalmólogo le dijo que tiene pinguécula, que generalmente es por la exposición al sol, pero como ella no ha salido tiene que ver con la computadora. Le recetaron un colirio, si crece deberá operarse.

Pese a que los médicos notan un aumento de afecciones causadas por el excesivo uso de pantallas, en la red pública de salud se registran menos atenciones en esta área entre junio y septiembre, con respecto al mismo período del 2019.

La razón, dijo la Presidenta, es que la sintomatología tarda en aparecer. Por lo que los efectos se verían en el último trimestre de este año.

Además, Almeida comenta que las personas no asisten por temor a un contagio. Al ardor y a otras molestias de los ojos -resalta- nunca se les ha dado importancia, “menos hoy, que hay otras prioridades”.

Los hospitales que atienden citas oftalmológicas al momento son Eugenio Espejo, Enrique Garcés y Centro Especializado en Rehabilitación Integral 1 Conocoto. En el primero se registran 1 628 atenciones de junio a septiembre, mientras que en el mismo período del 2019 fueron 2 940.

En el Enrique Garcés las atenciones bajaron de 2 217 en el 2019 a 428 este año. Y en el centro Conocoto de 956 a 424.

La oftalmóloga de la U. Central Marcia Salazar ha notado dos problemas en los últimos meses. Menciona inflamaciones oculares por demasiada exposición a la luz azul (que emiten pantallas), que es nociva para la visión. Y conjuntivitis alérgicas en adultos, por el uso más constante de cloro, desinfectantes o alcohol. Estos males -cuenta- antes se presentaban en un 10% de sus pacientes. Ahora en el 25%.

En Guayaquil, la rutina de Belén Ordóñez frente al computador empieza a las 07:00 y concluye a las 19:00, con esporádicos y cortos recesos en los que no se aparta de su celular. Días atrás, la maestra tuvo que acudir a una cita oftalmológica. “Tenía una sensación extraña en los ojos, algo que me estorbaba permanentemente”.

Para la especialista Paola Álvarez, presidenta de la Sociedad Nacional de Oftalmología y Ortóptica, son síntomas de cansancio visual por la exposición prolongada a las pantallas. Aclara que no hay riesgo de daño ocular pero aconseja tener rutinas saludables.

“El cansancio surge por falta de lubricación. Cuando se está frente a la pantalla no se parpadea lo necesario. Lo hacemos 14 veces por minuto y esto se olvida, de forma inconsciente, debido a la concentración”.

Casi la mitad de las consultas que atiende el especialista Robin Ríos tiene esa causa. El jefe de Oftalmología del Hospital Luis Vernaza de la Junta de Beneficencia de Guayaquil, recomienda el uso de lubricantes -con receta médica-. Y descansar cinco minutos cada tres horas frente al monitor.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here