Inicio Tendéncias Purificar el aire sí ayuda en la lucha contra el covid-19

Purificar el aire sí ayuda en la lucha contra el covid-19

10
0



Los limpiadores y purificadores de aire portátiles ayudarían a eliminar los virus presentes en aerosoles. Su uso es una medida complementaria contra el nuevo coronavirus. Sin embargo, no hay estudios concluyentes sobre su efectividad. La ventilación es una alternativa.

Los limpiadores usan filtros, similares a las mascarillas tipo N95, para atrapar partículas de polvo, polen o esmog. Son capaces de filtrar partículas mayores a 0.3 micras.

El tamaño del Sars-CoV-2 es de 0.1 micra. No obstante, los virus se transportan en gotículas de saliva mucho más grandes, que podrían ser filtradas.

Los purificadores tienen barreras físicas y además desinfectan. Usan mecanismos germicidas, como la luz UV o el ozono, por lo que son más eficaces contra los virus.

El artículo ‘Purificadores de aire: una medida complementaria para remover aerosoles de Sars-Cov-2’, publicado en la Biblioteca Nacional de Medicina de EE.UU., apoya el uso de purificadores de aire portátiles con filtros HEPA (Aire particulado de alta eficiencia, por sus siglas en inglés). Estos, junto a otras medidas de bioseguridad, evitan la exposición de médicos y familias que cuidan de infectados con Sars-CoV-2, según la publicación

Nathali García, microbióloga y responsable del Laboratorio de Diagnóstico Molecular de la Universidad UTE, explica que en el laboratorio se usan purificadores de aire profesionales para prevenir la contaminación de los científicos.

García dice que los limpiadores y purificadores de aire portátiles no son tan eficientes como los profesionales y que no son tan indispensables para combatir el nuevo coronavirus en los hogares.

La Agencia de Protección del Ambiente de Estados Unidos (EPA) tampoco les da su voto de confianza. “La EPA no revisa de forma rutinaria la seguridad o eficacia de los aparatos pesticidas y por lo tanto no puede confirmar si, o bajo qué circunstancias, estos productos serían efectivos contra el Sars-CoV-2”, se lee en el sitio web de la institución.

Pablo Araujo, docente de Ingeniería Química de la Universidad Central del Ecuador, asegura que la ventilación es una alternativa para eliminar los aerosoles de coronavirus.

Al abrir puertas y ventanas, el aire contaminado sale e ingresa nuevo aire. Esta medida se debe aplicar en espacios cerrados de concentración de personas y en hogares con personas con covid-19.

Araujo cuidó de su padre, quien contrajo la enfermedad. El docente evitó el contagio al seguir simples recomendaciones de bioseguridad. “Tenía buena ventilación, seguía protocolos de limpieza básicos, usaba mascarilla, mantenía la distancia y no me llevaba las manos a la cara”, relata.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here