Inicio Tendéncias La ansiedad sí puede afectar a los felinos

La ansiedad sí puede afectar a los felinos

10
0



Los cambios en su ambiente, la falta de socialización y el separarse de sus dueños son algunos de los factores responsables de la ansiedad en los gatos. Este problema, definido como un estado constante de alerta, puede ocasionar complicaciones en la salud de los felinos si no es detectado y tratado a tiempo.

Jaime Grijalva, médico veterinario y profesor de Etología Veterinaria en la Universidad San Francisco de Quito, explica que existen tres niveles de ansiedad. En la etapa leve, los felinos evitan el contacto visual con las personas que se les acercan y mueven su cola de un lado al otro. En el caso de los gatos, a diferencia de los perros, este movimiento es un signo de estrés.

En el segundo nivel, conocido como moderado, es común que giren sus orejas o las muevan hacia los lados. En esta etapa hay una mayor dilatación de sus pupilas, empiezan a respirar más rápido y es probable que miren fijamente al objeto o estímulo que causa ansiedad. Además, sostienen la cola cerca de su cuerpo y se agachan, como si fueran a descansar.

Al llegar al tercer nivel o ansiedad severa, es mejor que los propietarios no se aproximen. En estos casos, el gato se cuestiona si pelear o escapar. Por lo general, se congela en el lugar, las pupilas se dilatan por completo y se eriza el cabello. Algunos empiezan a buscar un lugar dónde esconderse.

Grijalva dice que muchas veces no se conoce el estímulo que está causando estos episodios. Por eso, lo primero es descartar enfermedades físicas. Al detectar estos comportamientos, los propietarios deben llevar a los animales al veterinario para que les realicen los exámenes necesarios.

Una vez que se ha comprobado que no se relaciona con otras patologías, se empieza a buscar las causas de su problema. Grijalva explica que los cambios en su entorno pueden producir ansiedad. La presencia de muebles nuevos o la llegada de otros animales pueden generar este estado de alerta en los felinos. Se recomienda introducir poco a poco los elementos, tratando de que la mascota comprenda que no le van a causar daño. Premiarlos cada vez que se acerquen al objeto es una forma de que entiendan que la presencia de estos es positiva.

La falta de socialización es uno de los mayores problemas para los gatos. Grijalva dice que los siete primeros meses son vitales para estimular este aspecto en los felinos. Es importante que los propietarios o los refugios que reciben a estos animales fomenten durante ese período el contacto con otras especies y con el ambiente que les rodea.

La emergencia sanitaria por el covid-19 también pudo alterar a los felinos. Estos animales están acostumbrados a su independencia y necesitan momentos para estar solos. La mayor presencia de los humanos en los hogares durante estos meses pudo causar un impacto en su comportamiento. Es importante que estos tengan un sitio para alejarse de los demás o para esconderse.

Para el tratamiento de la ansiedad se pueden utilizar fármacos o feromonas que los ayudan a estar más tranquilos. También se realizan terapias para estos síntomas.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here